Bajo Rendimiento Escolar

Bajo Rendimiento Escolar¿Qué hay detrás del bajo rendimiento escolar?

Cuando un niño o niña presenta bajo rendimiento en la escuela, es importante iniciar un proceso de evaluación donde el docente es uno de los principales actores, ya que es él o ella quien puede facilitar un registro detallado de las conductas que manifiesta el o la escolar durante el período de clase. El bajo rendimiento escolar es una situación por la que pasan muchos niños y niñas actualmente en nuestras escuelas y tiene causas multifactoriales que se asocian al funcionamiento cognitivo, académico y conductual.

Con este registro del docente, el padre, madre o representante puede dirigirse a un especialista; en este caso el psicopedagogo, psicopedagoga o docente de educación especial para realizar una evaluación centrada generalmente en las competencias que debe tener este niño o niña, con respecto al grado anterior, el que cursa y el inmediato superior. 

Este profesional, a partir de las conclusiones obtenidas en el proceso de evaluación, hace remisiones a otros especialistas o atiende y asesora al estudiante para que eleve su rendimiento escolar. También se pueden dar casos donde se requiera un trabajo en equipo y se hace la articulación con profesionales como: psicólogo, terapista de lenguaje, terapista ocupacional, psiquiatra entre otros; quienes desde su área de conocimiento dan aportes con la finalidad de contribuir con el desarrollo del educando para que supere su dificultad.

Es importante resaltar que antes de llevar a cabo un proceso de abordaje del educando, es fundamental realizar una evaluación para determinar la causa que está generando el bajo rendimiento escolar, el cual puede darse por múltiples factores, desde lo neurológico hasta problemas generados dentro del núcleo familiar como divorcios, conflictos, entre otros.

Haciendo una síntesis de lo más esencial, se puede concluir lo siguiente. Si se presenta un caso de bajo rendimiento escolar, es importante seguir los siguientes pasos:

  1. Ubicar a un especialista (psicopedagogo, psicopedagoga, docente de educación especial) para que realice una evaluación.
  2. Solicitar al o la docente de aula un registro descriptivo sobre las conductas manifestadas por el escolar en el salón de clase.
  3. Asistir de forma puntual a las citas con el especialista y seguir las recomendaciones.

En la medida que seamos constantes con los especialistas, podemos comenzar a ver resultados positivos en los aspectos que queremos modificar. Es fundamental recordar que el trabajo en equipo es lo que impulsa al cambio, por ello la relación familia, escuela y especialista debe estar presente en cada momento para lograr la evolución del escolar y superar el bajo rendimiento.

POR: ELIANA AGUILERA
Profesora Especialista en Dificultades de Aprendizaje
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

POR: SHEYLA GARCÉS
Psicopedagoga. Terapeuta Conductual.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter facebook instagram Pinterest youtube