Estrés Laboral


El estrés laboral es uno de los problemas psicológicos que amenaza la salud integral y la capacidad de rendimiento laboral efectivo de los trabajadores y trabajadoras. Explica en gran parte, fenómenos como la insatisfacción y la desmotivación ocupacional, así como el absentismo y el abandono laboral.

Una de las definiciones del estrés, señala la interacción entre las demandas del medio y los recursos personales para hacerles frente. Así, por una parte estarían las situaciones laborales caracterizadas por cambios, desconocimiento, imprevisibilidad, incertidumbre, ambigüedad, inminencia, etc., calificadas como estresantes, y por la otra se encontrarían las características personales como las condiciones biológicas o las habilidades de afrontamiento a dichas situaciones, que intervienen en la aparición de la respuesta de estrés; la cual, de no ser esporádica, genera “desgaste” debido a la gran activación de recursos fisiológicos, mentales y conductuales que conlleva.

Estres Laboral

Aspectos como el tipo de ocupación o el género, entre otros factores, influyen en la aparición del estrés laboral así como en sus costos personales y colectivos. Un ejemplo de ello, son los dispensadores y dispoensadoras directos e indirectos de salud, quienes cotidianamente se ven expuestos y expuestas a exigencias y contrariedades en medio de su quehacer laboral. Otro ejemplo de ello, son las mujeres quienes “han tenido” que asumir doble jornada de trabajo (responsabilidad laboral además de la responsabilidad doméstica).

En términos generales algunas de las consecuencias negativas encontradas en personas sometidas al estrés son: trastornos psicosomáticos (gastritis, migrañas, entre otros), disfunciones sexuales, trastornos de ansiedad y depresión. En términos específicos, Valdés (1995, en Rodríguez, 2002),  destaca como principales efectos del estrés a nivel:

1. Fisiológico: Aumento de la tasa cardiaca, la presión arterial, la sudoración, el ritmo respiratorio, la tensión muscular, así como los niveles de adrenalina y noradrenalina. Incremento de los niveles de azúcar en la sangre. Disminución del riego sanguíneo periférico y de la actuación del sistema digestivo. Incremento del metabolismo basal, del colesterol y liberación de ácidos grasos en la sangre. Aumento de los niveles de corticoides. Inhibición del sistema inmunológico. Dificultad para respirar. Sensación de nudo en la garganta. Sequedad en la boca. Dilatación de las pupilas.

2. Cognitivo: Preocupaciones, dificultad para la toma de decisiones, sensación de confusión, incapacidad para concentrarse, dificultades para dirigir la atención, sentimiento por falta de control, "estrechamiento" de la atención, desorientación, olvidos frecuentes, bloqueos mentales, hipersensibilidad a la crítica.

3. Motor: Hablar rápido, temblores, tartamudeo, voz entrecortada, imprecisión, precipitaciones, explosiones emocionales, predisposición a accidentes, consumo de drogas (psicofármacos, alcohol, café), comer en exceso o inapetencia, bostezos, trastornos del sueño.

La ausencia de manejo adecuado del estrés laboral genera riesgo de desarrollar Síndrome de Burnout (estar “quemado”), el cual ha sido descrito como consecuente de las interacciones de los trabajadores y las trabajadoras con eventos laborales estresantes mantenidos en el tiempo. Walker (1986) lo definió como “…respuestas a un prolongado, inevitable y excesivo estrés en situaciones de trabajo” (Garcés, 2003).

Según Maslach y Jackson (1984), el Burnout, es: "un síndrome tridimensional caracterizado por agotamiento emocional, despersonalización y reducida realización personal":

1. Agotamiento emocional: haría referencia a las sensaciones de sobreesfuerzo físico y hastío emocional que se produce como consecuencia de las continuas interacciones que los trabajadores y las trabajadoras deben mantener entre ellos y ellas, así como con los y las clientes.

2. Despersonalización: supondría el desarrollo de actitudes y respuestas cínicas hacia las personas a quieneslos trabajadores y las trabajadoras prestan sus servicios.

3. Reducida realización personal: conllevaría la pérdida de confianza en la realización personal y la presencia de un negativo autoconcepto como resultado, muchas veces inadvertido, de las situaciones ingratas.

En definitiva, el estrés laboral es un enemigo para la Salud Ocupacional, la cual supone: proteger y mejorar la salud integral de los trabajadores y las trabajadoras, resguardándoles de riesgos (físicos, químicos, mecánicos, biológicos, eléctricos, psicosociales u otros), que puedan afectarles en su ambiente laboral.

Salud Ocupacional"Productos y Servicios de Calidad” son requeridos por el mundo actual, y como describe Ferreiro Poch (1995), el enfoque clásico de calidad centrado en el resultado; ha evolucionado por el enfoque moderno de calidad centrado en los procesos y en consecuencia, se ha cambiado del método de supervisión al de prevención de los errores o defectos que tales procesos puedan producir. Lo anterior inicialmente aplicado en las empresas, se utiliza hoy día en múltiples escenarios, ya que todo lo que hacemos constituye un proceso; en especial, en nuestra vida laboral en diversidad de ocupaciones y profesiones. 

Tal y como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2003): la Salud Ocupacional persigue “… promoción de ambientes de trabajo saludables, prácticas de trabajo saludables y salud en el trabajo…” y en este sentido, es importante fomentar calidad y calidez en el trabajo.

En virtud de lo expuesto, la calidad laboral implica un mejoramiento continuo de los procesos a través de:

1. Conocimiento técnico específico: adiestramiento

2. Calidad: conciencia y conocimiento de prevención de errores mediante el mejoramiento continuo

3. Trabajo en equipo: progreso del accionar como proveedores, proveedoras o clientes a través de la comunicación permanente y

4. Método científico: corrección de errores basándose en datos, no en suposiciones.

Aunado a lo anterior, la calidez laboral involucra el desarrollo de una cultura de salud ocupacional orientada en prevenir o intervenir el estrés ocupacional crónico o Burnout, disminuyendo el agotamiento emocional y la despersonalización en el trabajo y, aumentando la realización personal laboral. Esto, mediante el re-aprendizaje de estrategias de autoconocimiento y autoafirmación basadas en el empoderamiento ocupacional para disminuir debilidades, aumentar fortalezas, identificar amenazas y aprovechar oportunidades de incorporar prácticas emergentes más ajustadas a las necesidades del mundo de hoy.

El abordaje psicológico cognitivo-conductual, de personas afectadas por estrés laboral, precisa de programas de entrenamiento en: Resolución de problemas. Comunicación asertiva y efectiva. Manejo eficaz del tiempo. Habilidades para expresión de emociones. Manejo de sentimientos de frustración y culpa. Técnicas de relajación. Estilo de vida saludable. Recreación. Ejercicio. Humor. Estrategias de afrontamiento.

Las estrategias de afrontamiento al estrés, constituyen esfuerzos cognitivos y conductuales constantemente cambiantes, desarrollados para manejar las demandas específicas externas y/o internas que son evaluadas como excedentes o desbordantes de los recursos del individuo. Lo anterior, mediante el uso de respuestas apropiadas para alcanzar la adaptación satisfactoria, el ajuste y el bienestar psicológico a través de: (a) Estrategias aproximativas, centradas en el manejo del agente estresor o problema o (b) Estrategias evitativas, centradas en el manejo de la emoción vinculada con el agente estresor (Lazarus y Folkman, 1986).

Las técnicas de relajación mental y física, comprenden ejercicios que contrarrestan el estrés y la ansiedad a través de la disminución de la tensión muscular, la intranquilidad mental, el ritmo cardíaco y respiratorio; así como del aumento de las sensaciones placenteras en el pensamiento y el cuerpo.

Enmarcadas tales técnicas en los nuevos enfoques psicoterapéuticos de tercera generación, se integran prácticas derivadas del programa de reducción del estrés basado en la atención plena o mindfulness (MBSR) y de la terapia cognitiva basada en la conciencia plena o mindfulness (MBCT). Siendo el primero, un entrenamiento efectivo en la reducción del estrés y en el tratamiento de diversas enfermedades, especialmente del dolor crónico; mientras que la segunda, una intervención eficaz en la reducción del estrés y el aumento del bienestar general tanto físico como psicológico y la calidad de vida (Kabat-Zinn, 1990, 2003; Segal Teasdale y Williams, 2002, en Ausiàs Cebolla I Martí, 2009).

De acuerdo con la Sociedad Mindfulness (atención plena) y Salud (s/f), las personas pueden redescubrir su capacidad de reducir y manejar el estrés, poniendo en marcha sus habilidades innatas, vale decir: estar presentes en el aquí y el ahora, optimizando entonces: reconocer claramente el estrés y los agentes estresores, observar los hábitos generadores de estrés/sufrimiento, encontrar espacios de quietud, autorregulación y autocuidado y recuperar el balance mente-cuerpo.

En Grupo AMBOS, hemos desarrollado un Programa de Relajación Integral caracterizado por la práctica acompañada de reforzamiento profesional para el aprendizaje personal y/o grupal de ejercicios guiados que integran:

A. Métodos de Relajación Física y Mental / Fundamentados en los aportes de: Respiración y relajación de Ramiro Calle (1996); Relajación muscular progresiva de Jacobson (1938); Relajación pasiva de Bernstein-Borkovec(1973;, Everly-Rosenfeld (1981); y Relajación autógena de Shultz (1959).

B. Fundamentos de la Psicoterapia Cognitiva basada en la Atención Plena / Fundamentados en los aportes de: Baer (2003, 2005); Bennett Goleman (2001); Bishop (2003); Brown y Ryan (2003); Carson y Brown (2005); Coffey & Hartman (2008); Davidson y Cols. (2003); Dekeyser y Cols. (2008); Kabat-Zinn (1990, 2003); Segal, Teasdale y Williams (1995, 1999, 2002); Scherer-Dickson (2004); Shapiro y Cols, (2006); Wells (2002); Witek-Janusek y Cols. (2008).

C. Enseñanzas del Arte del Chikung para la Salud y la Vitalidad / Fundamentados en los aportes de Grandes Maestros del Chi Kung como: Mantak Chia (2009); Yang Jwing-Ming (2002); y Sigung Wong Kiew Kit (1996, 1998, 2003).

Portada facebook
Cd Relajación Integral por Idhaly Guzmán y Miguel Constenla

Las actividades de aprendizaje experiencial del programa de Relajación Integral, invitan al desarrollo de nuevos hábitos diarios para progresar en el arte de relajar, soltar, revitalizar, sanar y reprogramar la mente y el cuerpo para mantenerse en pleno estado de salud, alegría, conciencia y paz en cualquier ámbito de desenvolvimiento personal y profesional/ocupacional.

Lo anterior, concebido como un recurso psicoeducativo, de forma idónea se complementa con el acompañamiento de la realización en casa, de ejercicios instruidos a través del uso de nuestro Cd Relajación Integral, diseñado para que los y las practicantes afiancen por sí mismos, el dominio de los ejercicios de Respiración y Relajación para el empoderamiento de la Salud y la Claridad Mental.

POR: IDHALY GUZMÁN /  MIGUEL CONSTENLA
Licenciada: Psicóloga Clínica. Máster: Sexóloga. / Licenciado y Máster en Conducta Humana
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @idhalyguzman / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @miguelconstenla
 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Fuentes Consultadas:
Ausiàs Cebolla I Martí  (2009): Eficacia de la terapia cognitiva basada en la atención plena en el tratamiento de la ansiedad y la depresión. Tesis Doctoral. Universitat de València Spain.
Chiavenatto, I. (1992): Administración de Recursos Humanos. México: Mc Graw-Hill.
Ferreiro Poch  (1995): Control Continuo de Calidad como Método Científico. Disponible en: http://escuela.med.puc.cl/paginas/publicaciones/boletin/html/calidad/calidad_02.html
Garcés de Los Fayos (2003): Burnout. Tesis. Disponible en:http://es.scribd.com/doc/48195701/burnout4
Lazarus y Folkman, (1986). Estrés y procesos cognitivos. Barcelona: Editorial Martínez Roca.
Maslach C. y Jackson S. (1984): Burnout in organizational setting. Applied Social Psychology Annual. 5.
Rodríguez G. (2002): Estrés laboral, consideraciones sobre sus características y formas de afrontamiento. Disponible en: http://psicopediahoy.com/estres-laboral-caracteristicas-afrontamiento/
Sociedad Mindfulness y Salud (s/f): Programas MBSR Reducción y Manejo del Estrés Basado en el Programa del Dr. Jon Kabat-Zinn del Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Disponible en: http://www.mindfulness-salud.org/mbsr-programas-de-reduccion-de-estres/
twitter facebook instagram Pinterest youtube