Beneficios de ir a Terapia de Pareja

En general toda psicoterapia, especialmente la de enfoque cognitivo-conductual, representa un espacio de reflexión con un/a profesional acerca de un problema que preocupa; con el fin de analizar los factores que lo mantienen en términos claros y modificables.

Luego de esta etapa diagnóstica, la psicoterapia representa un proceso de acompañamiento al/la paciente en el camino que tiene que andar para lograr los objetivos conjuntamente planteados para la superación del problema, lo cual requiere llevar a cabo un programa de cambio de pensamientos, sentimientos y conductas. 

Cuando el problema es de pareja, la terapia proporciona un espacio de re-aprendizaje personal, orientado al desarrollo de habilidades de:

yinyangpq1 Intercambios de palabras y acciones placenteras entre ambos 
yinyangpq1 Comunicación adecuada de aspectos positivos y negativos 
yinyangpq1 Negociación mediante acuerdos ganar-ganar  
yinyangpq1 Resolución efectiva de conflictos específicos de la cotidianidad

Así la terapia de pareja brinda la oportunidad de revisar los propios hábitos a favor o en contra de la relación, con el objeto de restablecer el equilibrio y el bienestar personal que permitan cultivar estrategias más eficaces para hacer frente a las disconformidades que han surgido o que puedan surgir en el futuro de la vida en pareja.

En suma, la terapia de pareja, representa un proceso de crecimiento que facilita la solución efectiva de los conflictos de la relación, en medio del rescate o la creación de un clima emocional armónico, respetuoso y motivador. 

¿Cuándo es momento de acudir a terapia de pareja?

Es momento de buscar apoyo psicológico para parejas, cuando existe insatisfacción y se presentan reiterados problemas en la relación, los cuales no han podido resolverse por sí mismos y en consecuencia conducen a discusiones infructuosas o distanciamiento entre ambos.Seis grandes indicadores avisan que la relación no es ni estable ni saludable: 

  1. Comunicarse negativamente: mediante el leguaje verbal cargado de críticas destructivas (ofensas), desprecio (sarcasmo), actitud defensiva (predisposición a culpabilizar) o actitud evasiva (tendencia a ignorar o huir).
  2. Lenguaje corporal de enojo: mediante el lenguaje no verbal cargado de tensión del cuerpo, gestos de molestia y miradas de rechazo.
  3. Sentirse agobiado/a: experimentando cansancio por las reiteradas acusaciones, ironías y hasta ofensas de la pareja.
  4. Intentos de corrección infructuosos: poco éxito en los gestos de mejorar las cosas o intentar que no se salgan de control, lo cual ocasiona frustración y desesperanza.
  5. Memoria negativa: recordar y mencionar sólo los momentos negativos e incluso teñir de “malos” los momentos felices.
  6. Trato violento: a partir de la concepción de poseer poder sobre la pareja, se ejerce dominio mediante actitudes agresivas (expresiones, acciones u omisiones) que generan daño emocional, físico, sexual, económico o patrimonial, poniendo en riesgo la salud e incluso la vida de ambos.
Con honestidad, responda a cada una de las siguientes preguntas con un Sí o un No:
1-¿Tienden a acusarse mutuamente?
2-¿Se gritan cada vez más?
Pareja.Discordia
3-¿Se miran mal, se fruncen el entrecejo?
4-¿Piensan que no tiene sentido seguir en la relación?
5-¿Sienten tensión, enojo, impotencia o desdicha frente a la pareja?
6-¿Se fijan más en lo que hace mal la pareja?
7-¿Pocas veces identifican lo que está bien en la relación?
8-¿Han caído en irse de las manos en discusiones acaloradas?
9-¿Hostigan a su pareja para que les obedezca?
10-¿Se celan de forma perturbadora?
"Si han respondido de forma afirmativa a una de las preguntas, entonces, es hora de acudir a terapia de pareja"

¿A qué se deben los conflictos de pareja?

yinyangpq1 Inadecuada conformación: Muchas veces la decisión de unión se fundamentó más en elementos emocionales o pasionales (atracción física y sexual) que en elementos racionales (compatibilidad en el ¿para qué estar juntos?), lo cual dejó de considerar los puntos de acuerdo o afinidad, vale decir, más bien de incompatibilidad en estilos de personalidad y proyectos de vida juntos.

yinyangpq1 Problemas psicológicos o sexuales previos: Otras veces los problemas personales no superados, deterioran el equilibrio individual y esto en consecuencia va enfermando a la relación: baja autoestima, depresión, ansiedad, abuso de alcohol y otras drogas, adicciones (juegos, internet, sexo), o trastornos de personalidad. Así como traumas o disfunciones sexuales personales.

yinyangpq1 Problemas en la interacción cotidiana: La mayoría de las veces el día a día trae dificultades en la dinámica de la relación debido a diversas razones específicas entre las que están:
»Falta de intimidad afectiva: ausencia o déficit de actividades o momentos gratificantes sólo para los dos.
»Falta de admiración mutua: ausencia o déficit de expresiones de ternura y reconocimiento.
»Clima emocional negativo: indiferencia, desencanto o tensión.
»Problemas de comunicación: ausencia de diálogo, comunicación incomprensiva, discordia o comunicación castigadora.
»Incapacidad para resolver problemas: ausencia de claridad para definir de forma objetiva cada problema y de plantearle opciones de solución de mutuo beneficio.
»Insatisfacción sexual: descontento con la frecuencia o calidad de las relaciones, bajo deseo, problemas de erección, eyaculación rápida, dolor en las relaciones o problemas para el orgasmo, que surgen como consecuencia de la discordia de pareja.
»Actitud de control sobre la pareja o celos desmedidos: dificultad en aceptar el espacio o las actividades individuales de la pareja (incluso laborales), invasión de la privacidad de la pareja (teléfono, emails, etc.).
»Infidelidad: atracción por otras personas, aventuras sexuales fortuitas o mantenimiento de relaciones extrapareja.
»Conflictos con la familia propia o de la pareja: ausencia de afinidades, rechazo de hábitos o problemas no resueltos.
»Conflictos con la expareja: propia o del/la otro/a, o con los hij@s nacid@s en esta relación previa.
»Discrepancias en el rol doméstico: reparto no equitativo o no agradable de las tareas del hogar.
»Discrepancias en la crianza de l@s hij@s: desacuerdos en el ejercicio de la maternidad y paternidad, espacialmente en el grado de afectuosidad, permisividad o normatividad.
»Estrés ocupacional por desequilibrio en la dedicación laboral-doméstica: tensiones y desaveniencias por falta de conciliación en la doble carga de trabajo.
»Estrés por diversas situaciones críticas: enfermedad o muerte de un ser querido, enfermedad física de uno de los miembros de la pareja o l@s hij@s, desempleo, problemas de vivienda, problemas económicos, problemas con la justicia, jubilación, etc.
»Desequilibrio psicológico a consecuencia del problema de pareja: trastornos depresivos o ansiosos, abuso de medicamentos, etc.   

¿Qué se trabaja en terapia de parejas?

Pareja1

Es recomendable iniciar la terapia de pareja, luego de descartar y atender en ocasiones de forma urgente: (1) Una situación de violencia; (2) Un problema psicológico o trastorno de personalidad o (3) Un trauma o disfunción sexual.
Al inicio de la terapia de pareja, ambos miembros de la relación en conjunto con el/la psicoterapeuta, cuerdan conformar un equipo de trabajo comprometido en procurar un clima positivo y de colaboración a partir del cual resolver los problemas específicos actuales y, prepararse para afrontar por sí mismos, los futuros retos que se presenten.

De acuerdo a lo diagnosticado:

yinyangpq1 Se brinda asesoramiento psicológico y psicoeducación sobre la dinámica de la vida en pareja en sus diferentes estadios: gustarse, enamorarse, establecerse o conformarse y mantenerse en la relación de pareja. Realzando las características personales de pensamientos, emociones y hábitos favorecedores de un funcionamiento en pareja basado en la compatibilidad, la satisfacción, la estabilidad y felicidad.
yinyangpq1 Se aborda previamente por separado, la problemática psicológica (psicoterapia) o sexológica (sexoterapia) individual que interfiere con la dinámica adecuada de la relación.
yinyangpq1 Se da inicio a un programa terapéutico conjunto, para manejar los conflictos específicos que han deteriorado la interacción cotidiana en pareja, con énfasis en el aquí y el ahora:

Ψ Por lo general se comienza con el dominio de técnicas de mejora del clima emocional: Entrenamiento en reciprocidad de comportamientos gratificantes.
Ψ Se continúa con el aprendizaje de estrategias de comunicación empática y efectiva: Entrenamiento en habilidades de comunicación asertiva de expresión de pensamientos y sentimientos positivos o negativos, formulación peticiones y agradecimientos y rechazo adecuado de peticiones.
Ψ Se avanza con el aprendizaje de técnicas de resolución de problemas: Entrenamiento en estrategias de actitud conciliadora, definición clara del problema, planteamiento de alternativas solucionadoras y establecimiento de acuerdos de afrontamiento efectivo del problema con evaluación de los resultados.
Ψ Paralelamente, se brindará psicoterapia individual: Técnicas de confrontación o reestructuración de los pensamientos disfuncionales que agravan el escenario de conflicto en pareja. Éstos son: mitos, creencias erróneas y expectativas irracionales sobre ¿cómo debemos ser como pareja?, ¿cómo debe actuar mi pareja si realmente me quiere?, y ¿cómo tiene que ser nuestra relación?.

Todo el proceso de terapia de pareja, irá de lo más sencillo y gratificante de inmediato a lo más complejo, incorporando explicaciones y educación, así como ejercicios prácticos modelados y ensayados con el/la terapeuta en consulta. 

Igualmente, se asigna a los miembros de la pareja, lecturas y tareas específicas domiciliarias que mantengan el clima de participación, motivación y progreso.

La terapia cognitiva-conductual de pareja resulta beneficiosa porque:

Pareja

1. Ofrece estrategias psico-educativas que facilitan la comprensión personal de cómo los pensamientos son directamente responsables de las emociones y las conductas adecuadas o inadecuadas en nuestro funcionamiento positivo o negativo en pareja.
2. Brinda la oportunidad de aprender técnicas efectivas para el establecimiento de compromisos viables de negociación y solución, que permitan el mantenimiento de una relación satisfactoria, armónica y saludable.
3. Proporciona herramientas efectivas para el manejo constructivo de la separación, cuando la decisión saludable resultante del proceso de evaluación es, la disolución de la relación; bien sea por entendimiento mutuo de un inicio o conformación inadecuado que muestra que a ninguno le va bien estar juntos, o por desgaste del amor y convicción de uno de los dos. 

Recomendaciones para prevenir los problemas de pareja: 
yinyangpq1 Durante la convivencia
:
»Disfruten el enamoramiento inicial al tiempo que aumentan el grado de conocimiento mutuo.
»Más allá de la atracción física o sexual, identifiquen compatibilidades nutritivas y saludables en: (a) valores, (b) formas de ver la vida, las relaciones y las familias, (c) ocupaciones, (d) metas individuales y conjuntas y (d) estilos de ser y tratarse.
yinyangpq1 
Antes de establecerse o convivir:
»Re-evalúen el nivel de compromiso de cada cual con la relación.
»Reiteren periódicamente el deseo de seguir junto a la pareja y acompáñela de expresiones de afecto y cariño.
»Manifiesten verbal y gestualmente, aceptación y admiración a los aspectos y acciones valiosas y positivas de la pareja.
»Regálense momentos y actividades para complacerse a solas, con actividades intelectuales, deportivas, recreativas, de ocio o de otra naturaleza.
»Eviten hacer comentarios imprudentes que jueguen con las debilidades de la relación o con el “amenazante” coqueteo de una tercera persona.
»Alternen y equiparen los roles domésticos.
»Respeten el espacio de la pareja, evite supervisarle cada decisión personal.
»Alimenten la sensualidad, el erotismo y la actividad sexual, con novedades mutuas y aumento de conocimientos y destrezas.
»Eviten el trato hostil verbal o gestual. Procuren hablar con neutralidad de los aspectos negativos
»Céntrense en la solución concreta de cada dificultad y de cuál ha de ser la actitud individual positiva que cada quien aportará para alcanzar dicha solución.
»Eviten juzgar y culpar a la pareja.
»Reduzcan el estrés conyugal, cambiando las situaciones que los generan o modificando su actitud frente a ellas.
»Resuelvan un problema a la vez y eviten que se acumulen.
»Busquen apoyo psicológico grupal en talleres o encuentros para parejas.
»Asistan a psicoterapia individual o terapia de pareja antes que la situación empeore.

POR: IDHALY GUZMÁN
Licenciada: Psicóloga Clínica. Máster: Sexóloga. Terapeuta de Parejas y Familias.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. /@idhalyguzman 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



Fuentes Consultadas:
Beck A. (2001): Con el Amor no Basta. Cómo superar malentendidos, resolver conflictos y enfrentarse a los problemas de pareja. Editorial Paidós. Barcelona.
Cáseres J. (1993): Problemas de Pareja: diagnóstico, prevención y tratamiento. Editorial Eudema. Madrid. 
Costa M. y Serrat C. (2001): Terapia de Parejas. Editorial Alianza. Madrid.
Guzmán I. (2005): Abordaje Cognitivo-Conductual de Problemas Afectivos-Sexuales de Pareja. Ponencia en: XV Simposium Internacional de Sexualidad: “Satisfacción Sexual”. Caracas.
Guzmán I. (2006): Sexoterapia Integral en Disfunciones Sexuales de Pareja. Ponencia en: XII Congreso Venezolano de Sexología. Caracas.
Guzmán I. (2010): Análisis Psicológico-Conductual de las Disfunciones Sexuales de Parejas Heterosexuales. Ponencia en: XIV Congreso Venezolano de Sexología: “La Sexualidad y sus Expresiones”. Maracaibo. 
Liberman R. y otros (1987): Manual de Terapia de Pareja. Novena Edición (2006). Editorial Desclée de Brouwer S.A. Bilbao. 
Moles Juan José (1997): Más allá de la psicología conductual. Editorial Greco. Caracas.
twitter facebook instagram Pinterest youtube